Seguidores

lunes, 21 de mayo de 2012

EL MARATHON DE LAS GALLETAS.-


      
     Ayer domingo tocó Aguilar de Campoó. El día se presentaba un poco revuelto, por el tiempo inestable. De camino, me cayeron varias trombas de agua, entre Osorno y Herrera. Llegando a la Villa galletera, el tiempo estaba escurrido. Saludé primero al alma Mater de los eventos  runneriles de la zona y presidente del club atletismo San Miguel y de la Fundación Rio Boedo: Gabriel Ruiz. Persona entrañable y comprometida con el deporte y con las actividades de su tierra.
En la línea de salida, un grupo de corredores, 30 aprox, casi todos conocidos. Somos los amigos que vamos de forma habitual, a este marathón o al que organiza en agosto en Báscones de Ojeda, o a los dos.
Esta era mi 8º participación aquí. Hacía 6 años que no hacía el tiempo de ayer. 3 h 21’ 12”. Al principio con cautela, me junté con el grupo donde iba la 1ª mujer. Era el más nutrido, unas ocho unidades. Después de 3 kms, Chema ( Vitoria), Javi  (Zaragoza) y yo, dejamos el grupo y seguimos juntos casi tres vueltas más, de las 5 que constaba la prueba (entre Aguilar y Villallano). En el penúltimo paso por Villallano, me rezagué un poco, mientras bebía un acuarius, ya me descolgué de mis compañeros, que iban aumentando el ritmo. Opté por ir a mi marcheta. El circuito es engañoso, parece llano pero no lo es. En cada vuelta hay que salvar 2 veces la vía del tren y otras dos la autovía de la meseta. Al final hay que subir y bajar 20 veces estos repechos. Aunque son inapreciables al principio, al final  pesan en las piernas.
Llegado a la meta, procedía una buena ducha. De vuelta a la meta, charla con  unos y otros mientras esperábamos  a que llegaran los últimos. Después Gabi procedió a la entrega de trofeos. A todos lo mismo, desde el primero al último. Recuerdo, diploma, camiseta, galletas y lo más importante: el trato. Así da gusto. Siempre igual, no te cobran un duro y te tratan como a un paisano.
Antes de comer en “el Burgalés”, con la saga de Chema, me tomé un par de cañas. Finalizada la labor, vuelta a casa.
Ahora unos días de descanso y el 3 de junio iré a por el 134º. Será el XXX marathón de Bilbao, mi segunda participación en esta carrera. Un saludo.

5 comentarios:

Trapatroles dijo...

Muchas felicidades por esa marathón de las galletas, desconocida pero de amigos. Un compañero del club la corrió hace unos y vino encantado del buen hacer de las gentes del lugar.

Manuel Tintoré Maluquer dijo...

El crono que has hecho no está al alcance de muchos, así que enhorabuena y a seguir en la brecha; un saludo.

XENTE CORRENDERA dijo...

Enhorabuena otra vez mas Angel, 3.21 Cuantos deseariamos poder lograr ese tiempo.Eso significa que todo esta bien.
un abrazo.

A.D. Corre2 dijo...

¡Bravo!
El 6 me toca el 6º ingreso, así que para el 3 me cuelo en tu maleta ;-)

¡Un beso, champion! Y felicidades, uf, este parece que no, pero sí fue duro, eso de repetir tantas veces lo mismo... y encima ¡tiempazo! estás hecho un chaval, mecachis...
Firma: Tere (es que estoy metiendo fotos en adcorre2)

Ochobre 34 dijo...

Angel, leyendo tus crónicas se me acaban los calificativos.

Eres un autentico "Corricolari". Corres maratones con tanta naturalidad, que se podría llegar a pensar que es tarea fácil, y nada más lejos de la realidad.

Solo se me ocurre decir, que de mayor quiero ser como "Ángel de la Mata".

Un saludo.