Seguidores

jueves, 3 de mayo de 2012

AGUACERO.-




Eran las previsiones. Y se cumplió a rajatabla. Pasando el Negrón llovía con ganas. Al llegar a Gijón se veía que no iba a parar. El sábado, tocaba correr la II Media Maratón Villa de Jovellanos.
 Amelia (esta vez no corrió) y yo fuimos  a las Mestas para recoger el dorsal. Paraguas al canto durante un buen rato. Saludé  a varios corredores Luis Serrano, que volvió a hacer un marcón, los Macabeos: Avelino y Javi Olea, Sabi de Xente Correndera etc. Nos cambiamos y esperamos  a la resguarda a que llegara la hora de la salida.
Muchos corredores, cerca de 1900. Me aproximé al globo de 1 h 35’, sin ninguna pretensión. Comienza la carrera y durante 4 kms fui tranquilo a ese ritmo. En la zona de la Laboral, me adelante al grupo, iba cómodo y calado hasta los huesos. Poco a poco iban cayendo los kms. Llegando al Naútico, vislumbré el globo de 1 h 30’. Lo seguí de cerca durante varios kms. En la avenida Galicia, lo tenía a tiro pero, me costaba engancharme. Lo seguía viendo alejarse poco a poco. En la zona de Capua, tiré la toalla, no conseguiría pegarme a él, por lo que seguí a mi marcheta. Aun faltaban unos kms a meta y no procedía mucho desgaste. Después de pasar el Molinón, y a falta de poco mas de 2 kms, apreté un poco más. La lluvia no remitía. Los pies encharcados, la ropa como una bayeta empapada, hacía que pesara un poco más, menos mal que el circuito era bueno y rápido. Dando ánimos a troche moche, pasamos por la plaza de toros del Bibio, la meta está próxima. Último esfuerzo y avistamos 1º el Grupo y  luego las Mestas. En la pista, cuando estoy en contrameta, el globo de marras entra en meta, yo lo hago 45” más tarde. Buena marca, para mis própositos, 1 h 30’ 50”. Después de la ducha, charlo con Alfonso Cruz. Quedo con los Macabeos para tomar unas cervezas en “La Artesa de la Güela” del Bº de la Arena. Convenía mojarse tb un poco por dentro para contrarrestar. Terminada esta labor, venía  la más ansiada, echar unas tapas y unos “culines” en algún chigre. Quedamos con Alfonso en “El oveya”. Hecha la faena, tomamos un café, mientras tertuliábamos, en el Jovellanos. Después a descansar que ya era hora.
Así pasó abril, entre media y media, 2 marathones. Bien empleados los fines de semana. Saludos. A de la Mata.





3 comentarios:

El Yeti dijo...

Joder!!!! Angel como lo haces???? es que no paras y además a 1,30. A la vejez viruelas!!!!!!!!!! Si señor. Ya sabes sigo necesitando un acompañante para hacer alguna tirada larga por Picos, cuando el tiempo lo permita.
Saludos

Ochobre 34 dijo...

Angel, eres un fenómeno.

A lo largo de un año, haces más kilómetros que el Transcantabrico.

Enhorabuena y nos vemos en Benavides (aunque más bien te veré yo a ti y de lejos, porque cuando tu llegues a meta, yo probablemente estaré todavía por el kilometro 18 de la prueba).

un saludo

Tecolinha dijo...

jeje, buena conclusión, entre media y media dos marathones, toma ya.

El libro, buena compañía estos días. Abre el gusanillo de los 100k...