Seguidores

miércoles, 6 de junio de 2012

DESDE LEON A BILBAO.-


El sábado pasado, cuando iba camino de Bilbao, me acordé mucho de los que os peleabaís con los Aquilianos. Ya he visto que todos habéis pasado el corte con creces. Enhorabuena.
Iba sin prisa y con pocas ganas. Unas molestias en los últimos días, sumadas a la vagancia en general que tengo últimamente han sido el quiz de la desgana.
Pero llegando a la ciudad del Nervion, las perezas se empiezan a disipar. Primero tomar algo y después de comer ir a recoger el dorsal. Más tarde me fui a Erandio que era el lugar elegido para dormir. No fue muy buena la elección. Por azar tuve que ir a un sitio diferente al contratado y la cosa salió rana. El ruido infame de una máquina de refrescos, hizo que estuviera de vigía casi toda la noche. Me levante pronto, pues tenía ganas de marchar del allí. En un periquete me puse en Bilbao a las 7 h. Una cabezada en el coche, mientras llovía con todas las ganas. Suerte que para la hora de la carrera, las 8 h 30’, había parado de llover.
Este maratón, que ya había corrido hace años lo he visto  muy devaluado, pocos corredores en la salida, y un recorrido anodino de extrarradio. Era él perfecto para tomarse las cosas con mucha cautela. Salí reservón, calentando poco a poco y corriendo al principio con uno de Donosti y con Fernando de León. Mi amigo madrileño Luis optó por ir con los de 3 h 15’. A mi ese zapato me quedaba muy grande. A partir del km 12, pasada la ria corrimos muchos kms a su vera. La humedad era tremenda. Llegamos hasta las Arenas y vuelta. Llegando al 37, se olía ya el mogollón urbano. El Centro de Bilbao, lo pisamos poco. A la salida y meta en la Gran Vía, un poco de callejeo y pasar al lado del Gugenheim. El resto arrabales.
Se trataba de sufrir lo menos posible, y lo conseguí plenamente. Ya en la meta después de 3 h 25’. Saludé a varios conocidos, entre ellos al gran Ricardo Abad, que me comentó que ya había dejado su reto de hacer 1000 marathones seguidos, hacía uno días. Con 607  había cumplido con creces. Grande Riki. Tb,  saludé a Emilio, un clásico del marathon del Boedo, nacido en esa comarca palentina, aunque reside en Bilbao.
Después de ducharnos en un hotelazo (había varias habitaciones contratadas por la organización), tomé con Luis unas cañas. A las 14 h 30’ le dejé en la estación de bus. 350 kms, me esperaban para llegar a casa.  A las 18 h 30’ estaba aquí.. Saludos.
El enlace de la clasificación.
http://www.eventseuskalpress.es/junio/maratonbilbao/Clasificaciones2012/MBilbaoGeneral.pdf

4 comentarios:

Manuel Tintoré Maluquer dijo...

¿Maratón de Bilbao? Lo corrí hace unos tres años, creo recordar; lo pasé fatal, mucho calor y pájara, 3h,40, una de mis peores marcas; en cuanto a lo del recorrido, completamente de acuerdo contigo. espantoso; lo mejor, la gente que conocí; enhorabuena, campeón; nos seguimos leyendo.

fausto dijo...

por lo que he tenido ocasión de leer de esta maratón, nada es positivo. Ahora, ir tranquilo y esos tiempos ya los quisiéramos los mortales

Tecolinha dijo...

Yo corrí desde Santurce a Bilbao, fue preciosa y por toda la orilla, jeje. Bilbao me gustó más de lo esperado, pero una maratón por los arrabales no sé, quizás ha sido un poco pena, pero bueno, ya sumaste otro y lo importante, que corres con cabeza.

Un beso, champion.

Ochobre 34 dijo...

Por lo aquí leído, no me quedan ganas de disputar esta prueba.

Lo mejor Ángel, que ya tienes otra muesca en tu revolver y ya van ni se sabe cuantas.

Y ahora a pensar en la próxima maratón.